Más seguros en casa: COVID-19

¡Hola! ¡Qué locura!

Hace muy poco, estar en casa todo el día con los niños era impensable. Niños y adultos estábamos llenos de actividades. El Covid-19 ha cambiado nuestras vidas y ha puesto en evidencia nuestras prioridades. Así lo están viendo también nuestros hijos: nos hemos encerrado en casa para detener la pandemia porque la seguridad es lo primero. Nuestros hogares se han convertido en refugios. De repente, los niños van al colegio en casa y las actividades extracurriculares que eran  tan «importantes» han desaparecido. En cambio, la vida diaria en familia ha tomado todo el protagonismo. Ahora que hay menos idas y venidas tal vez sea un excelente momento para cuestionarse temas de los hijos: ¿Me siento bien cerca de ellos? ¿Veo respeto y buenos modales?  ¿Me ayudan en casa? ¿Son agradecidos? ¿Me permiten que me ocupe de mis obligaciones mientras ellos se ocupan de las suyas? ¿Se llevan bien? ¿Saben entretenerse solos? ¿Hay algo que me gustaría que fuera diferente? ¿Siento que los estoy educando de acuerdo con mis valores?

Por años he hablado con madres y padres que adoraban a sus hijos y estaban orgullosos de lo bien que les iba en todo lo que hacían fuera de casa, pero que confesaban estar preocupados por las actitudes que mostraban cuando estaban con ellos. Aunque no les gustaba lo que veían, decían no saber qué hacer al respecto o no querer enfrentamientos en el escaso tiempo que pasaban con ellos. Muchos padres con los que he tenido el gusto de colaborar comprobaron con gran alivio que sí pudieron mejorar la dinámica familiar en muy poco tiempo cuando se dedicaron de lleno a ello.

Este insólito confinamiento que estamos viviendo puede ser una gran oportunidad para que si estás encontrando dificultades con tus hijos te enfoques en ello. Tener altas expectativas de los niños y crear rutinas adecuadas ayudará enormemente a que tu  familia disfrute de una vida más ordenada y pacífica. Es otra manera de hacerlos sentir más seguros en casa. Esta intensa convivencia puede ser también una gran oportunidad para conocerlos mejor y pasar buenos ratos. Independientemente de los problemas que estés atravesando durante estos tiempos difíciles, siempre está en tus manos crear un ambiente de normalidad y optimismo para ellos. Más seguros en casa, pero también alegres y contentos.

Pepa

Share This:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *